Aller à la page d'accueil. | Aller au contenu. | Aller à la navigation |

 

subscribe to the newsletter subscribe to the newsletter

 
Acciones de Documento

¡Gracias Santo Padre!

27 febrero 2013

En nombre de las 1500 comunidades Fe y Luz de todo el mundo, doy gracias por su pontificado...

Santísimo Padre:
En nombre de las 1500 comunidades Fe y Luz de todo el mundo, doy gracias por su pontificado y aclamo la decisión que usted tomó con valentía de ya no ejercer su ministerio. Sabemos en qué medida la fragilidad de cuerpo y espíritu puede ser una fuente de gracia, paz y alegría, cuando se ha vivido en la oración.

Le agradezco el mensaje tan caluroso que nos dirigió con motivo de la celebración de los 40 años de Fe y Luz: “Las comunidades de Fe y Luz que crecieron en todo el mundo, pueden repetir al corazón de cada persona discapacitada las palabras del Papa Pablo VI: “Dios te ama tal como eres” y así ayudarla a continuar su peregrinación por la vida en la paz y la alegría internas, rodeados de hermanos y hermanas, ¡felices de compartir con ella el amor que Dios da de forma privilegiada a los más pequeños y a los más débiles! ¡Qué la celebración de este aniversario lleve un mensaje colmado de alegría y esperanza a las personas discapacitadas, a sus familias y a sus amigos!” Es así como todas las comunidades alrededor del mundo festejaron este aniversario, con valiosas palabras de aliento.

El 26 de octubre de 2011, yo estaba feliz de haber podido saludarle. Cuando me presenté ante usted pude darme cuenta que el nombre Fe y Luz hizo que apareciera en su rostro una gran sonrisa. Para mí, esa fue la confirmación de nuestra misión junto a los más débiles, entre nosotros había un lugar privilegiado en su corazón y en sus oraciones. Al día siguiente, en Asís, para la celebración del 25 aniversario del encuentro organizado por el Bienaventurado Juan Pablo II, una pequeña delegación de Fe y Luz vivió ese gran acontecimiento. ¡La invitación que habíamos recibido, para mí significaba muchísimo! En nuestras comunidades somos testigos de que cualquier persona discapacitada es fuente de amor en cuanto es aceptada como una persona en su totalidad, es fuente de alegría en cuanto se le da el lugar al que legítimamente puede pretender, es fuente de paz en cuanto se le reconoce su capacidad de construir relaciones de amistad. Al contrario, el rechazo a las personas que tienen una discapacidad es fuente de tensión y de conflicto, es el rechazo a encontrarse con personas con una discapacidad que nos priva de las gracias que únicamente ellas pueden darnos, ¡es la anulación de las personas con una discapacidad que nos hace caer en las “estructuras de pecado”!

Cuando una de nuestras comunidades está demasiado cansada para poder continuar reuniéndose de forma regular, la invitamos a dar las gracias por esta nueva etapa de su vida en comunidad. Se fomenta a continuar con la amistad entre los miembros, muy especialmente en la oración.

Santísimo Padre, es lo que usted también ha escogido hacer. La oración de las personas más frágiles se recibe de manera muy particular en el corazón de Dios, en Fe y Luz, ¡somos testigos privilegiados de ello! Personalmente lo sé, gracias a Julie, mi hija trisómica. Entonces, estoy seguro de que sus oraciones para la Iglesia y para el mundo nos darán fortaleza, valentía y audacia para que la nueva Evangelización que usted llamó de sus votos sea una viva realidad. Sé que Fe y Luz tendrá su lugar en sus oraciones; tened por seguro que las comunidades de Fe y Luz rezarán por Su Santidad y continuarán llevando el mensaje al mundo de esta alegría que vivimos en nuestras comunidades, esta alegría recibida como un regalo cuando ponemos en común nuestras dificultades y sufrimientos.

"He aquí los ojos del Señor puestos en los que le temen, y en los que confían en su misericordia" (Salmos 32.18).
Implorando su bendición apostólica, tengo el honor de ser, Santísimo Padre, con el más profundo respeto por su Santidad, su más humilde, hijo obediente y fiel servidor.

Ghislain du Chéné,
Coordinador internacional

 

 

<< Volver a la lista