Aller à la page d'accueil. | Aller au contenu. | Aller à la navigation |

 
Acciones de Documento

El tiempo de la fidelidad

Se intensifica la amistad cuando se toma tiempo para estar juntos. Entre los encuentros, los miembros de la comunidad procuran encontrarse en grupos pequeños o sencillamente de dos o tres: es el tiempo de la fidelidad.

Los lazos de amistad se han tejido durante nuestras reuniones, vivimos muy naturalmente el tiempo de la fidelidad, el que se toma entre dos reuniones y que se alimenta por pequeñas señales: un telefonazo, una visita sorpresa… Estos “nadas” pueden convertir una existencia: sabemos que ya no estamos solos.

A las comunidades también les gustan las peregrinaciones, los campamentos de verano, los retratos... que les permiten convertirse por algunos días en comunidades de vida.